PARTO IDEAL es una experiencia satisfactoria y digna de recordar
 
Tenemos más de veinte años de experiencia y en ese tiempo el Centro de Educación Perinatal PARTO IDEAL  ha cosechado grandes satisfacciones en su misión de convertirse en un apoyo de calidad para los nuevos padres, ya sea parejas o madres solteras, que nos permiten ser parte de la más importante experiencia en sus vidas: el nacimiento de sus hijos.
 
En PARTO IDEAL  se crece, individualmente y en pareja, en familia y en todo su entorno. Inmersos en un ambiente de respeto, tranquilidad y armonía, les apoyamos para alcanzar su madurez y practiquen responsablemente su paternidad.  
 
La madre aprenderá y se entrenará para controlar su mente y su cuerpo durante el embarazo, el parto y después de éste. El padre será preparado para convertirse en un valiosísimo acompañante, será el COACH y el mejor manejador de las circunstancias en esas tres etapas.   Todo ello, a través de diferentes temas en cada clase, con dinámicas y prácticas en las que participan el bebé, la mamá, el papá y hasta los abuelitos!!   Con material didáctico especializado, con videos de partos, lecturas dirigidas y pláticas con especialistas.
 
Los bebés pueden nacer por parto natural sin que la madre reciba medicamentos, por vía vaginal recurriendo a la analgesia, en parto en agua, o por cesárea justificada; de cualquier manera, sus padres deben educarse con PARTO IDEAL puesto que es el mismo hecho, regresan a casa con un bebé en brazos y hay que saber atenderlo.
 
Nuestro curso está diseñado para enseñar de una manera oportuna, veraz y divertida; y es personalizado, por lo cual se adapta a las necesidades de la pareja y se convierte en una inversión muy preciada para la vida.

“En el concepto de las inversiones, cuando uno gasta dinero, es eso, se gastó se perdió. Cuando uno invierte, esa inversión normalmente retorna y nos trae beneficios, este curso es una buena inversión y voy a explicar de varias formas: por un lado uno gana en sueño, gana en tranquilidad, tranquilidad mental y espiritual, pero sobre todo gana en convertir un suceso que puede ser muy difícil y dramático en un gran placer.
Uno gasta o invierte normalmente en diversión, se va uno a la playa, va uno al teatro, compra uno algún satisfactor un automóvil, una sala, algo, por sentirse bien. Créanme que esta inversión los va a hacerse sentir mejor que nunca y cuando estén recibiendo a su hijo será uno de los más grandes premios que puedan recibir en toda su vida, no, no tengo duda, uno de los mejores premios y más grandes que puedan recibir en su vida.
Es básicamente por esto que yo considero que es uno de los mejores dineros gastados en el desarrollo del propio hijo, y no saben qué enorme beneficio les va a traer a través de los años en la salud mental y en la salud física a su hijo cuando nacen por parto vaginal y nacen con este amor y esta comprensión de los padres porque se involucraron desde que empezó el proceso de, digamos, de gestación, de desarrollo en el vientre de la madre. Es algo importantísimo.”
Ing. David Cervera Backhaus, ex-alumno